etiquetas

viernes, 27 de julio de 2012

valencia

Estuvimos el fin de semana pasado en Valencia. La verdad es que me esperaba mucho más calor, pero a partir de las siete de la tarde corría el aire y la temperatura era más que aceptable.

Además cogimos un hotel con piscina, que hemos amortizado un montón. El agua estaba caliente, y había césped con sombra durante todo el día, así que hemos bajado por la mañana y por la tarde. El monito estaba encantado, se tiraba del borde a nuestros brazos y se reía. daba palmas en el agua y se volvía a reir. Y corría por el césped hasta el borde cuando no estábamos en el agua.

Fuimos también a la playa a primera hora de la mañana. Ya habíamos llevado al monito, pero era más pequeño y el agua estaba mñas fría, así que no sabíamos si le gustaría o no.

Yo creo que le gustó más la arena, tanto la seca como la mojada de la orilla. Parecía una croqueta, cogía la arena y guarreaba con sus manos, con los pies....

También fue muy decidido a la orilla. Mientras se mojaba los pies muy bien, pero en cuanto llegaban las miniolas, daba media vuelta corriendo. El caso es que no lloraba ni parecía asustado, pero tampoco quería entrar más, ni siquiera de la mano, así que nos turnamos para poder bañarnos nostros mientras él se quedaba en la arena jugando.

Ya veremos si para otro año le gusta más el mar. Este año el monito parece más de piscina....

Aprovechando que estábamos en Valencia fuimos al Oceanografic, que nos encantó. Claro que el monito se pasó casi toda la visita durmiendo, pero en el delfinario se volvía loco de contento cada vez que aplaudía la gente. Oía aplausos y aplaudía el también como loco.

Fuimos también al Museo de las Ciencias y también nos gustó mucho. El monito estaba desatado, corriendo por todos sitios, tocándolo todo. Estaba contentísimo, así que decidimos entrar en el área de niños (gratuita) y allí descubrió unos bloques de construcción de goma con los que casi no podía. No paraba de ir de un sitio a otro con los bloques, coger las carretillas, meter las manos en el agua,...

Tanta emoción hicieron que se durmiese de camino al AVE y que se hiciese la mayor parte del viaje de vuelta durmiendo. El pobre estaba agotado. ¡¡Han sido tantas experiencias nuevas!!

Tanto la ciudad de Valencia como los dos museos nos han parecido muy recomendables.

jueves, 26 de julio de 2012

jugando

el juguete preferido del monito desde que tenía seis meses son unos cubitos del ikea que se encajan unos dentro de otros y tambien pueden hacer una torre.

cuando era pequeño le encantaba que hiciésemos una torre y así poder tirarla, se moría de risa. aún hoy le encanta ese juego, se parte de risa cada vez que tira la torre. poco a poco aprendió a sacar los vasitos. cogía los vasos y los iba sacando de uno en uno.

poco antes de cumplir el año aprendió también a meterlos uno dentro de otro. primero los saca y luego los va encajando. así se puede pasar muchos ratos.

y a sus trece meses el monito ha aprendido a hacer torres. es capaz de ir poniendo los vasitos uno encima de otro formando una torre.


cuando cumplió el año le regalamos también el típico palito donde se encajan aros de madera. los primeros días volcaba el palo para que cayesen todos los aros al suelo. luego los iba sacando de uno en uno. y ya sabe meterlos, pone el aro hasta que encaja el agujero, y va metiendo todas las piezas hasta completarlo, luego las saca y vuelta a empezar.
hace dos semanas me parecía imposible que pudiese meter las piezas, le faltaba mucha habilidad, pero en cuestión de poquísimo tiempo parece otro.

otro juego que le encanta es el pilla-pilla. empezamos jugando cuando empezó a andar apoyado en la mesa baja del salón, y él se iba ayudando de la mesa para correr. y se moría de la risa cuando le perseguíamos. ahora corre por la casa sin ninguna ayuda, corre por todos sitios mientras se ríe y nos provoca para que le persigamos. y si no le seguimos viene a buscarnos, se esconde y se asoma, viene y se va, hasta que consigue oír: ¡¡que te pillo!! 

otras veces juega solo a esconderse, se esconde detrás de la cama, o de la mampara, o de la pared del baño, y entonces se asoma y dice: ¡¡táaaa!! y se vuelve a esconder.

es increíble como cada día aprende cosas nuevas, como avanza a una velocidad de vértigo.

miércoles, 25 de julio de 2012

con cubiertos

al monito le encanta comer. y si es de lo que hay en nuestro plato, mejor que mejor. casi todo le llama la atención, todo quiere probarlo.

desde el principio hemos practicado blw (alimentación a trocitos) dejando la comida en la trona u ofreciéndosela en una cuchara o tenedor. cuando era tenedor, normalmente, el monito cogía con las manos lo que hubiese pinchado, o si estaba cansado abría la boca.

pero esta semana ha empezado a quitarnos el tenedor de las manos, lo coge y se lo lleva él a la boca. lo mismo con la cuchara, nos la quita, la coge y se la lleva él a la boca.

sigue cogiendo mucha comida con las manos, y abriendo la boca cuando está cansado, pero poco a poco va empezando a utilizar los cubiertos.

jueves, 12 de julio de 2012

caos

hay bebés que tienen rutinas sin que nadie se las ponga. lo sé, yo los he visto. todos los días se duermen y se despiertan a la misma hora, por lo que es muy fácil hacer planes en función de su sueño.

y hay otros bebés que son totalmente caóticos. el monito es uno de ellos. nunca sabes cuando va a tener sueño, si se echará una siesta o dos o tres, si se quedará dormido a las 7 de la tarde o a las 11 de la noche...

así que hacemos vida normal y si le entra sueño siempre puede dormir en la mochila, porque hacer planes así es imposible....

ahora llevamos un par de noches en que, aunque se caiga de sueño, no quiere dormir. vamos a la habitación, le canto mientras mama, se queda relajado,.... y de repente se tensa, gatea por la cama hasta llegar al borde, se da la vuelta, baja de culo y abre la puerta.... grita de alegría por haberlo conseguido, se da un paseo por la casa a oscuras... y otra vez a empezar.... ¡¡el monito solo quiere jugar!!

lunes, 9 de julio de 2012

disfrutando

después de unos días algo más quejoso de lo normal, en los que babeaba mucho, por fin le hemos visto al monito el principio del diente de abajo a la izquierda, que se estaba retrasando. esta vez no ha habido fiebre ni aparentemente tantos dolores como con otros dientes, aunque sí que se le notaba algo molesto.

pero por fin parece que pasó y el monito trota a todas horas, descubriendo cosas nuevas.

este fin de semana hemos estado en el chalet de un amigo, celebrando una "fiesta de verano". el monito era feliz correteando por el césped, mojando los pies en la piscina, saludando a todo el mundo, probando comidas nuevas, con mucha gente alrededor haciéndole caso pero sin agobios.

se ha pasado el día medio desnudo (y a ratos desnudo entero), procurando que estuviese a la sombra el mayor tiempo posible, pero libre, desnudo, descalzo, correteando por al hierba, parloteando con todo el mundo.... ha caído rendido a las 7 y media de la tarde y ahí sigue, durmiendo plácidamente en la cama, después de un día intenso.

miércoles, 4 de julio de 2012

la casa del ratoncito perez (madrid)

en pleno centro de madrid, en la calle arenal, cerca de la puerta del sol, está la casa del ratoncito pérez.

se puede visitar de lunes a sábado, y la entrada cuesta 2.50 € por persona. está recomendada a partir de 5 años.

la verdad, no es que me esperase algo espectacular, pero es bastante "poca cosa". un local muy pequeño, con muchos cuadros colgados y una maqueta.  podían haber hecho algo másenfocado a los niños, más interactivo, o que pareciese de verdad la casa del ratoncito y no una sala de un museo.

salí bastante decepcionada, creo que es bastante caro para lo que ofrece.

más informacion: casa del ratoncito pérez

martes, 3 de julio de 2012

al galope

empezamos como en la canción,... al paso.
uy, que se me olvida sujetarme y me quedo de pie. uy, que me interesa algo y me aventuro a dar un par de pasos. uy, otro par de pasitos,...

tímidamente fuimos cogiendo confianza. en línea recta, 4 ó 5 pasitos (eso sí, bien deprisa, casi corriendo). hasta mamá. hasta papá. hasta la pared.

poco a poco, fuimos al trote. trotando por el pasillo, hasta la puerta. trotando del salón a la cocina, de la cocina al pasillo, del pasillo a la habitación. cada vez más tramos, siempre trotando.

después decidió vagar libremente por la casa, buscando  cualquier apoyo para levantarse cada vez que se caía de culo. una pared, una banqueta, las patas de la trona,... cualquier excusa era buena para ponerse de pie y correr, correr, correr sin parar....

ayer le dejamos una pelota de tela. al principio corría por la casa con ella en la mano. pero al rato decidió que era más divertido ir corriendo a la vez que le daba patadas.

y después de practicar estos días, hoy ya ha sido capaz de girar sobre sí mismo y correr en sentido contrario.

el monito va al galope por cualquier sitio, libre, feliz de ser independiente y poder ir donde más le apetezca. y nosotros vamos a galope también, intentando dejarle que explore pero sin correr ningún peligro...

ahora el monito ya no quiere otra cosa, solo quiere correr, incluso ha aprendido a bajarse él solo de la cama con tal de seguir corriendo.

parece increíble, ¡¡en tan poco tiempo lo que ha conseguido!!