etiquetas

jueves, 21 de junio de 2012

fin de curso

esta semana estamos de fiestas. 

ha sido la fiesta de fin de curso de la guarde, que aunque seguirá en julio, celebra el final de curso entregando los trabajos y cantando con público.

también es hoy la fiesta de fin de piscina, y esta vez la despedida es de verdad, es el último día, y nos toca despedirnos. todavía no sabemos si tendremos plaza el año que viene, o si coincidiremos con alguno de los niños y padres con los que hemos compartido estos meses. y me da pena, porque les he cogido cariño, tanto a los bebés como a los padres (y sobre todo a las madres) con los que hemos compartido agua y vestuarios.

empiezan semanas sin actividades por las tardes, sin curso, sin rutinas, con más tiempo libre, pero echaremos de menos esas dos tardes a la semana de piscina, juegos, risas, charlas. 

¡¡feliz fin de curso!!

miércoles, 20 de junio de 2012

primeros pasos

y estos son de verdad.... de vez en cuando al monito se le olvida sujetarse, y se queda de pie, él solo, sin apoyo.

y ya lleva varios días que si le interesa algo (una pelota) o ve cerca una pared o a alguno de nosotros, da varios pasos hasta llegar adonde quiere. va poco a poco, la mayoría de veces da un par de pasos, a veces alguno más. pero va él solo, sin nadie que le ayude ni que le llame, se suelta sin miedo, y de momento no se ha caído.

el otro día le vi andando por la pared del salón, dar unos pasitos hasta la puerta,.... y me di cuenta, de repente, de lo mayor que se ha hecho el monito.

jueves, 14 de junio de 2012

mejorando

poco a poco vamos mejorando las noches. ya llevamos varios días (¿o quizás semanas?) con dos o tres despertares. esas interminables noches en las que veía pasar todas las horas del reloj han pasdo (parece) a la historia, y nos hemos quedado con tramos largos en los que es posible dormir y descansar.

aparte de esto, cada vez me resulta más fácil "escaparme" de la cama, tanto por la noche como por la mañana, por lo que empiezo a tener vida de persona adulta más allá de las 9 de la noche.

poco a poco va evolucionando su sueño, y todos descansamos mejor. y es el que el sueño es un proceso evolutivo y hay que dejar que el niño madure y poco a poco consiga dormir como los adultos. 

es complicado acompañarle en el proceso sin desesperarse. pero es posible conseguirlo, sin llorar, sin sufrimiento innecesario. tan solo hace falta un poco de paciencia y mucho amor.

viernes, 8 de junio de 2012

un año

el monito hizo ayer su primer año. cómo pasa el tiempo,...hace un año yo estaba en el hospital, conociendo a mi monito, disfrutando mis primeras horas junto a él, oliéndolo, acariciándolo, besándolo...

hace un año yo me estrenaba como madre, y es increíble que haya pasado tanto tiempo y sin embargo es como si otra vez estuviese reviviendo las últimas horas de embarazo, el parto y la llegada del monito. lo recuerdo todo con una claridad asombrosa, como si acabase de suceder. veo al monito con sus ojos grandes mirándome, encogido en mi pecho, tan pequeño, tan bonito.

y le miro ahora y me parece mentira que haya crecido tanto, que haya aprendido tanto, que hace nada fuese una bolita inmóvil en mi pecho y ahora ande, cante, me de besos, haga taaaantas y tantas cosas.

y después de este año el balance es tan positivo, cómo podía yo vivir sin el monito, a qué dedicaba mi tiempo, recuerdo vagamente mi vida de antes y no la echo de menos.

ayer intentamos que el monito tuviese su día especial, aunque intentamos que todos los días lo sean. fuimos con él al parque, nos fuimos de paseo, y lo ayudamos a andar por la calle. se volvió loco de contento cogiendo las hojas, persiguiendo a los pájaros,.... y cómo no tuvo algún regalito al que no ha hecho demasiado caso.

¡¡felicidades atrasadas, monito!!

viernes, 1 de junio de 2012

el ladrón de comida

al monito le encanta comer. le gusta casi todo lo que le damos, cualquier cosa que haya cerca quiere probarla.

y desde que ha empezado la guardería se dedica a robarle la comida a todos los compañeros de clase. en su guarde les llevamos la comida de casa con un tupper, así que todos los días decide qué le gusta más y allí que va, a coger comida.

hay una niña que siempre se queda la última, con el plato lleno. no sé si es que come muy poco o que le mandan mucho, pero la pobre siempre está allí, mirando su plato. y cerca suele estar revoloteando el monito, ayudándola con lo que puede. menos mal que ella debe estar encantada de que la ayuden.