etiquetas

miércoles, 28 de diciembre de 2011

whislist

Voy a probar suerte en un sorteo. Nunca me toca nada, porque ya se sabe que afortunado en el juego,.... Pero por probar que no quede.

Así que aquí va mi whislist para este 2012:

Nikon D90 + 18-200 VR II Réflex Digital 1399 €
Philips 32PFL6606H LED 32" Full HD 499 €
Wonderbox. Conducción extrema 2012 99,90 €
Bájame una estrella 11,30 €

Total: 2009,20 €

¡¡A ver si hay suerte!!


martes, 27 de diciembre de 2011

qué noche

ayer fue un día muy cansado. Fuimos a la piscina con papá mono, para que viese al monito nadar y pudiese disfrutar con él. también metimos al monito en el jacuzzi, aunque poco rato.

no se durmió después de la piscina, y nos fuimos a casa de los abuelos a comer, donde estaban todos los primos, así que revolución: cinco niños muy pequeños saltando y gitando en una casa pequeña.

y como es navidad, se nos ocurrió ir al cortilandia. Los primos estaban emocionadísimos, corriendo, gritando, saltando,.... Y perdonamos la siesta del monito. Qué gran error.

Llegamos a casa sobre las 5 de la tarde y se echó 3 horas de siesta. Pero se levantó alteradísimo, histérico, con mucha actividad pero al mismo tiempo mucho sueño. Le bañamos, pero fue peor. No paró en todo el rato que estuvo en la bañera. Estaba muy nervioso, así que nos fuimos a dar un paseo a ver si se dormía. Pero no podía domirse y empezó a llorar. Nos miraba, se reía, y empezaba a llorar. Se callaba, se rascaba los ojos, saltaba dentro de la mochila y volvía a llorar. Así que volvimos corriendo a casa.

Pobre monito, como lloraba, tenía los ojos rojos, y no había forma de calmarle, ni en brazos, ni boca abajo, ni en la teta, ni con canciones,....

Después de un buen rato llorando desconsolado, conseguí que se durmiese mientras le paseaba en la teta a la vez que le cantaba villancicos.

El monito se durmió suspirando, y yo me acosté triste por el mal rato que había pasado, y porque nos esperan todavía unos días de descontrol en los que es posible que lo vuelva a pasar mal. Ojalá que no, que esté contento y tranquilo y que se duerma rápido cuando tenga sueño, sin pasarlo mal.

domingo, 25 de diciembre de 2011

ande, ande, ande

que es la nochebuena. Fuimos a cenar con mis padres temiéndonos lo peor, porque en casa, a partir de las 9, es momento de relax, a la espera de que al monito le entre el sueño.

El día de nochebuena llegamos de visita sobre las 7 de la tarde, pero nos tocó darnos un paseo, en el que el monito se echó una siesta de una hora. Volvimos a casa de mis padres y le entretuvimos con un par de galletas y un trozo de pan. Eran casi las 10 de la noche y no habíamos empezado a cenar. El monito pidió teta y yo pensé que ya no cenaba. Pero nos sorprendió.

Comió un poquillo y le dejé en una mantita en el suelo. Se pasó toda la cena jugando, pegando grititos, cogiendo juguetes, dando patadas en el suelo, rodando sobre sí mismo, mirándonos y riéndose.

Pudimos cenar tranquilamente y luego brindar, el pobre monito aguantó jugando, no se puso pesado, ni lloriquó, ni parecía estar incómodo.
Eso sí, cuando algo más tarde de las 11 nos fuimos a casa, tardó poquísimo en dormirse.

A ver qué tal en Nochevieja, ¿llegaremos a las uvas?

sábado, 24 de diciembre de 2011

regalo adelantado de papá noël

el día 23 de diciembre es una de esas fechas que creo que no se me olvidará durante un tiempo. Ese día Papá Noël decidió hacerme un regalo adelantado, ¡¡y eso que no le escribo carta!! Conseguimos que el monito se durmiese sobre las 11 de la noche, más o menos,... nos acostamos, y cuando volvió a despertarse miré el reloj y tuve que volver a mirarlo: ¡¡las 7 de la mañana!! con razón me dolían todos los músculos, mi cuerpo ya no está acostumbrado a dormir tantísimas horas seguidas. ¡¡Esto sí que ha sido un buen regalo!!

jueves, 15 de diciembre de 2011

paseos nocturnos

normalmente el monito se duerme con la teta. a veces tarda más, y a veces menos, pero suele ser un método infalible.

hace unos meses, por la noche, empezó a llorar desconsoladamente. no quería teta, ni baño, ni nada, no conseguíamos calmarle. pensábamos que le dolía algo. hasta que se durmió. la noche siguiente hizo lo mismo, y descubrimos que lo que le pasaba es que tenía sueño y no conseguía dormirse. no sé en qué momento se nos ocurrió ponerle en la mochila y salir a la calle. empezó a "cantar" (a hacer sonidos rítmicos, algo así como "ahhh ahhh ahhh, ahhh ahhh ahhh") y se durmió inmediatamente.

desde entonces, el único método infalible cuando la teta no funciona, es la mochila. tiene que estar recién comido, pero cae en casi todos los paseos, da igual que sean diurnos o nocturnos. incluso funciona en el pasillo de casa.

así que ya sabemos que cuando lleva un buen rato con la teta y sigue nervioso, se va a la mochila, normalmente con su padre, que con él se duerme mejor, aunque si toca salir a la calle, nos turnamos.

así conseguimos que se eche un montón de siestas, además de dormirse por la noche. menos mal que una vez que se duerme por la noche, los despertares se solucionan con teta en menos de cinco minutos, porque la verdad, no me veo lléndome de paseo a las 4 de la madrugada.

de momento nos funciona muy bien, en menos de diez minutos está profundamente dormido.

martes, 13 de diciembre de 2011

navidad

hace un año nos fuimos unos días a alemania a ver los mercadillos navideños. nos recorrimos varios pueblos y ciudades, a cual más bonito. las calles estaban nevadas, hacía mucho frío,.... pero el verdadero espíritu de la navidad estaba en los mercadillos, con sus casetas que imitaban casitas, sus luces, los villancicos de fondo, nada estridentes,.... pero sobre todo por el ambiente, mucha gente en la calle ccharlando, sonriendo, compartiendo un vino caliente o una salchicha. grupos de amigos, familias, niños por todas partes,.... daba el igual el frío que hiciese, que allí estaban todos felices, compartiendo la navidad.

había puestos de comida, con salchichas, creps, gofres, vino caliente. pero también había muchos puestos con gorros, adornos, velas, casitas artesanales,... ¡¡y no se repetían!! en todos los mercadillos (y mira que fuimos a uos cuantos) había puestos distintos.

y yo pensaba lo diferente que es ese espíritu aquí en españa. cuando ponen unos cuantos puestos, hay tanta gente que no se puede ni pasear, los villancicos están tan altos que no se puede ni hablar, la gente no va a "estar" sino a "mirar", ...

el otro día fuimos a las afueras de un centro comercial, donde había una pista de hielo. la cola daba tantas vueltas que no se veía el final. la música estaba altísima. y los padres hacían la cola con cara de amargados mientras los niños lloraban, supongo que nerviosos después del tiempo que llevaban allí esperando.

y me dio mucha pena no poder tener aquí aquellos mercadillos, aquel espíritu donde todo el mundo estaba agusto, donde de verdad parecía que era navidad.

jueves, 8 de diciembre de 2011

como pez en el agua

esta semana hemos empezado matronatación. es en una piscina pequeñita a la que van unos diez bebés con sus papás o mamás. el monito es el más pequeño, con sus 6 meses justos, pero el resto de bebés están entre los 7 y los 11 meses, y luego hay uno un poco más mayor, de un año y medio o así.

la piscina tiene por uno de los lados un montón de escalones, y ahí me senté yo a mojar al monito a ver qué tal reaccionaba. puso cara de satisfacción. cuando le metí en el agua, y le moví de un lado al otro, puso cara de sorpresa, ¡¡todo ese agua para él!! ¡¡y tení espacio para moverse!! en pocos segundos parecía que había hecho eso toda la vida.

hicimos varias cosas, "tirarnos" desde el bordillo, coger juguetes, flotar con un corcho, movernos por el agua,... pero lo que más me gustó no fue lo que se hace, sino cómo se hace. me encantó ver a todos esos bebé disfrutar del agua abrazados a sus padres, y ver a todos esos padres disfrutar tanto como sus hijos, besarles, abrazarles, reirse con ellos.

el monito salió tan cansado y emocionado del agua que se durmió en la teta nada más salir, y con pausas, se echó una siesta de casi cinco horas.

lo malo es que solo es una vez a la semana, yo ya estoy deseando volver.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

objetivo cumplido: 6 meses de feliz lme

juntos lo hemos conseguido: hoy hacemos 6 meses de lactancia materna exclusiva.

muchas veces he dudado de que pudiésemos conseguirlo. nada más dar a luz, dije que quería dar pecho, y el comentario que recibí fue que tenía unos "pezones complicados". vaya, yo de todas formas quise intentarlo.

en la habitación no conseguía que el monito se enganchase, así que llamé a una enfermera que me ayudó. ¡¡vaya moordisco!! hasta entonces yo pensaba, ilusa de mí, que dar teta era algo placentero. pero en aquel momento vi las estrellas. a mí me dolía mucho y nadie me dijo que aquello no era normal. la enfermerá se limitó a decirme que si me dolía, es que se había enganchado. pero yo estaba dispuesta a darle teta pese a todo, así que seguí intentándolo. ¿quién dijo que dar teta fuese fácil?

varias veces más tuve que llamar para que me ayudasen porque yo sola no conseguía que se enganchase. y pensaba en cómo lo haría cuando estuviese yo sola en casa.

me salieron grietas, me dolía horrores, y seguía costándome que el monito se enganchase. por suerte, parecía que el monito dormía mucho y comía poco.

el último día del hospital, el monito decidió que tenía hambre acumulada y se tiró dos horas comiendo. yo tenía los pezones en carne viva, bañados en purelan día y noche.

cuando me dieron el alta pedí cita con mi matrona, pero me la dieron para tres días más tarde. el monito comía a todas horas y yo pensé que no iba a soportar tres días con esos dolores, pero aguanté. cada vez que el monito lloraba, yo pensaba que no podía ser que tuviese hambre otra vez, que mis pezones seguían doloridos de la toma anterior. tenía los pezones tan sensibilizados que me molestaba el agua de la ducha, el roce de las camisetas, no podía tumbarme boca abajo en la cama ni que nada me rozase. muchas veces estuve tentada de comprarme pezoneras, de mandarlo todo lejos y comprar un biberón,... pero soy tan cabezona que decidí aguantar.

por fin llegó mi cita con la matrona, que me ayudó mucho con la postura, parecía que me dolía algo menos. me dolía mucho al engancharse, pero ya no mientras mamaba, así que salí muy animada.

muchas veces se me hincharon los pechos, por los lados o por arriba, supongo que por mala succión. era horrible casi ni poder coger a mi bebé del dolor que tenía,...

tuve que volver varias veces, pero mi matrona me ayudó y corrigió con paciencia, y fuimos mejorando.

al mes, ya no me dolía nada, solamente me molestaba al engancharse.

a los dos meses desapareció por completo el dolor, y ahí empezó mi placentera lactancia. entendí lo que era disfrutar de la lactancia, estaba agusto con mi monito enganchado en la teta, era una sensación agradable, nada que ver con los inicios. lo "malo" es que el monito comía a todas horas, tomas larguísimas. recuerdo una tarde que me tiré 6 horas sin descanso, pasándole de una teta a la otra. el monito se dormía con la teta en la boca y no había forma de soltarle.

a los tres meses descubrí, gracias a la ayuda de las asesoras de un foro de lactancia, que el monito tenía frenillo. eso explicaba muchas cosas, las tomas infinitas, la poca ganancia de peso, lo mucho que regurgitaba,... conseguí que me viese una asesora de lactancia especializada en frenillos, y efectivamente, había un problema. ese mismo día le cortaron el frenillo, y noté un cambio inmediato en la forma de mamar, era mucho más suave.

poco a poco ha ido espaciando las tomas y haciéndolas más cortas. sigue mamando muy amenudo, pero en cinco minutos o diez está listo, salvo que sea la hora de la siesta o de dormir.

y hoy, después de todos los problemas, de los difíciles inicios, puedo decir que lo hemos conseguido, que hemos llegado a esos 6 meses de lactancia materna exclusiva que recomienda la OMS.

poco a poco iremos introduciendo alimentación complementaria, pero espero que el monito no se olvide de su teta, espero que lleguemos, al menos, a esos dos años que la OMS recomienda, y por qué no, a alguno más.


lunes, 5 de diciembre de 2011

besitos

una de las cosas que más le gustan al monito es que le coja y le de besitos. me aplasta la cara bien aplastada y sonríe, y cuantos más besitos le doy más feliz está.

¡pero es que además él intenta también dármelos! gira la carita y me chupa la mejilla, la nariz, el labio,... ¡lo q pille! ¡el caso es dar y recibir besitos a montones!

viernes, 2 de diciembre de 2011

dar teta ¿adelgaza?

normalmente no me suelo pesar. pero antes de los viajes, como solemos andar mucho y comer poco, tenemos la manía de pesarnos antes, apuntarlo en una pizarra, y volvernos a pesar a la vuelta.

el año pasado nos pesamos antes de un viaje al que me fui embarazada de pocos días, aunque yo todavía no lo sabía. así que sé exactamente lo que pesaba cuando me quedé embarazada.

durante los primeros meses en los que no paraba de vomitar, adelgacé varios kilos. luego fui engordando, poco, porque no dejé de vomitar en todo el embarazo. en total, al final del embarazo pesaba 4 kilos más de los que tenía apuntados en la pizarra.

durante las semanas siguientes al parto se me fue quitando la barriga, y a partir de ahí empecé a adelgazar. tengo que decir que no cuido mi dieta, que no puedo vivir sin dulces, que soy adicta a los postres y al chocolate. y aun así, casi 6 meses después del parto, he perdido 13 kilos, es decir, los 4 kilos que gané en el embarazo y otros 9 kilos más.

mi ropa de antes no me vale, estoy rescatando ropa más antigua, de cuando estaba más delgada, pero me sigue quedando grande.

yo supongo que cuando el monito empiece la alimentación complementaria y vaya reduciendo poco a poco la tet, yo volveré a engordar, aunque tampoco lo sé, ya lo iré viendo.

¡de momento disfrutaré del tipín que se me está quedando!

jueves, 1 de diciembre de 2011

primera vez....

ayer el monito probó un currusco de pan. era la primera vez que comía algo que no fuese teta.

le dimos el currusco y se lo llevó a la boca, como hace con todo. puso una cara rara, pero se puso bizco y lo volvió a chupar. estuvo un buen rato dándole vueltas con las manos, chupándolo por un sitio y por otro.

el pan acabó rechupeteado y el monito lleno de babas y migas, feliz y contento con su currusco.

a partir de ahora, poco a poco, iremos dándole a probar más cosas.

se acaba una etapa, en la que se ha alimentado solo de mí. ahora empezará de verdad a descubrir lo que es la comida, aunque seguirá alimentándose básicamente de teta.